Vídeo noticias de Asturias Verde 

Comunicado del Grupo de Parad@s de Ventanielles ante la muerte de un trabajador en el Astillero Armón
29-Enero-2015

Otro compañero ha perdido la vida en su puesto de trabajo en el astillero Armón. Otro trabajador muerto por querer ganarse el sustento. Hay quien diría que asesinado. Y ya van tres en menos de un año en esta empresa.

Nuestras más sentidas condolencias a la familia y seres queridos del compañero fallecido, nuestra solidaridad y apoyo a los trabajadores de la empresa, que ya han visto pasar ante sus ojos esta tragedia demasiadas veces.

En un ambiente laboral de precariedad, subcontratación, bajos salarios y represión desde la empresa, de cualquier protesta y reivindicación, de miedo, se vuelve a producir un accidente laboral de fatales consecuencias. La historia del Astillero Armón no es un excepción, como algunos quieren hacernos creer, sino un caso extremo de lo que estamos viviendo millones de mujeres y hombres de clase trabajadora en este país.
Lo cierto es que a lo largo de los años, las empresas españolas han degenerado hasta convertirse en algo parecido a feudos, donde un pequeño cacique campa a sus anchas e impone su ley, explotando a los trabajadores y reprimiendo cualquier conato de rebeldía. El paro es su principal arma. La frase “el miedo ha cambiado de bando” no se está cumpliendo en el mundo oculto y cerrado de los talleres, oficinas, fábricas y empresas de este país.

Las sucesivas reformas laborales firmadas por patronal, gobierno y sindicatos mayoritarios han facilitado e impulsado este proceso. La política de pactos sociales no ha dado los resultados que se pretendían. Agachar la cabeza ante los abusos del patrón se ha convertido en la norma. El incremento del desempleo desde el inicio de la actual recesión económica ha agravado aún más el problema.

Si la situación laboral en las PYMES es dramática, no es menos abusiva en las grandes empresas, pues estas cuentan con mayores recursos aún para burlar la ley. Como por ejemplo cuando los trabajadores son obligados a no ponerse de baja tras un accidente laboral o a no denunciarlo, para que la empresa pueda seguir cobrando las bonificaciones por baja siniestralidad. La alternativa es la no renovación del contrato.
Pero todo esto no podría suceder sin la colaboración y pasividad de los gobiernos de turno y las instituciones del estado a todos los niveles, que se han dedicado a retirar recursos de la inspección de trabajo y seguridad, que han hecho dejación de funciones de las labores que, por lo menos sobre el papel, tienen atribuidas.

Desde el GPV acusamos directamente a las instituciones del estado, encargadas de supervisar la normativa laboral y en materia de seguridad, de mirar hacia otra parte ante la vulneración de derechos de l@s trabajador@s, de connivencia con la patronal a la hora de instaurar un clima de miedo y represión en las empresas, y de las muertes que ello conlleva.

L@s trabajador@s debemos aumentar y fortalecer nuestra organización dentro y fuera de las empresas. A lo largo de la historia, la presión de la clase trabajadora ha conseguido grandes victorias y arrancado conquistas a la patronal. En la medida en que estemos unid@s y organizad@s como obrer@s, podremos tomar medidas para que esta situación cambie. Es hora de recoger el testigo y continuar la lucha.

Grupo de Parad@s de Ventanielles


Artículos y temas relacionados

Sección noticias de Asturias

AsturiasVerde.com
Obra bajo una licencia de Creative Commons. Más datos en el vínculo de la licencia. Política de Cookies
Editor:
Antonio R. Dosantos. Contacto: C/ Carlos Albo 24 - 4ºB. 33430/Candás, Asturias. Tlf. 619538534.
redaccion@asturiasverde.com